Sistema de 1816

En el sistema de juego de 1816 podemos encontrar un wargame de escaramuzas rápido, sencillo y que nos aportará combates brutales en situaciones extremas.

El juego parte de la base de un combate entre 2 o más comandos de 5 miniaturas con perfiles fijos los cuales variarán en armamento o cartas que aporten ayudas durante cada turno. Esto hace que la forma de personalizar el comando sea rápido y a la vez te especialices bien en las habilidades únicas de tu facción.

Se usarán dados de 10 caras en el que el 10 es un resultado critico y por tanto un éxito automático en la mayoría de los casos y que el 1 es considerado una pifia y por ende un fallo automático. Las medidas son en centímetros y lo recomendable es jugar en mesas de 100x100 con mucha escenografía para las coberturas. 

La partida se verá influenciada por las cartas de eventos que aportarán una situación diferente en cada partida que se juegue, una carta de evento sacada al inicio de la partida de un mazo de 10 diferentes dará comienzo a una escaramuza frenética en la que conseguir los objetivos rápidamente te ahorrará disgustos en tus filas seguramente. A partir del turno 5 habrá otra carta de evento que añadirá otra situación distinta para que se adapten los agentes especiales.

Todo esto sumado a que la partida durará 5 turnos de base y ampliado a más dependiendo de la situación, hacen que la partida no de más de si en una situación u otra, lo que te obligará a actuar en cada turno de una manera decisiva. La activación de las miniaturas será alternante dando pie a turnos más interactivos entre los jugadores.

En 1816 la comunicación entre el líder (alejado del campo de batalla) y las tropas de élite será crucial, por lo que la presencia de las radios de comunicación será un punto importante en cada partida, pudiendo ser saboteadas o destruidas por el enemigo, algo que podrá suponer el fin del evento.

Tan solo las escaramuzas serán una serie de pequeñas historias que ocurran en la campaña europea, pero todas tendrán su importancia, durante la campaña se podrá subir de nivel y las tropas podrán especializarse, obtener mejor armamento y cada ciudad tomada acercará a cada líder hacia su objetivo final. La campaña tendrá diferentes objetivos para ganar la campaña, pero todos tendrán que tener cuidado con un grupo secreto que está por encima de las facciones, dicho grupo secreto interrumpirá el paso natural de cada turno y podrá influir para bien o para mal en cada momento.

Con todo ello tenemos un espléndido juego para recrear campañas con 8 distintos bandos en una distopía que une la esencia de la revolución industrial con avances propios de futuras épocas, por lo que será interesante ver con que bando te alias, si con los que optan por un camino industrial, por los que mantienen las costumbres rurales o por los que quieren imponer un futuro tecnológico diferente.

Comentarios